• TrackingTime

Automatización, machine learning, inteligencia artificial y el futuro del trabajo

De la automatización a la realidad virtual

El mundo empresarial será muy diferente dentro de diez años; tanto los expertos en tecnología como los del mercado laboral están de acuerdo en eso. La automatización, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la realidad virtual son los impulsores tecnológicos pioneros que tendrán un impacto significativo en el futuro de la colaboración.

Las impresoras 3D construyen casas enteras. Los robots producen bienes de forma independiente. Las tareas repetitivas se automatizan cada vez más gracias a las innovadoras soluciones de software inteligente. Estos escenarios de aplicación ya no son un sueño del futuro. Las innovaciones de software actuales han demostrado que las máquinas ahora pueden hacer más que un trabajo manual y monótono. Las computadoras son cada vez más capaces de reemplazar la capacidad intelectual. Ahora pueden aprender de forma independiente cosas y habilidades que antes requerían una persona pensante.

El resultado: las computadoras y los robots están matando trabajos continuamente. Según el fundador de Microsoft, Bill Gates, y el jefe de Tesla y Space X, Elon Musk, las computadoras potentes y los robots inteligentes reemplazarán cada vez más los trabajos humanos sin crear nuevos para ellos en la misma medida. Si las máquinas inteligentes tomarán el control del futuro y expulsarán a las personas de las fábricas y oficinas de la ciudad o no. El hecho es: en el futuro, las personas ya no serán la medida de todas las cosas en el trabajo. Estamos en el umbral de una nueva era. Y nos enfrentaremos a máquinas cada vez más inteligentes que pueden aprender y pensar de forma independiente.


Cómo la automatización está dando forma al futuro del trabajo

Como la tendencia más importante de nuestro tiempo, la digitalización ya ha cambiado radicalmente el mundo empresarial. Primero la PC, luego Internet, luego la nube y las redes sociales. Hace unos diez años el teléfono inteligente, luego el reloj inteligente y otros “wearables”, Internet de las cosas y la inteligencia artificial. Cada una de estas innovaciones revolucionarias cambia la forma en que trabajamos.

Pero la digitalización tal como la entendemos hoy es solo el comienzo. La automatización está empezando a desempeñar un papel central en el entorno privado y empresarial y continuará durante los próximos diez años. El mejor ejemplo son los coches autónomos, que llevan años circulando de forma autónoma en la vía pública. Y según las previsiones actuales, será estándar dentro de diez años.

La automatización de los procesos comerciales y de producción seguirá prevaleciendo en todas partes y en todas las industrias, sobre todo en el trabajo de oficina clásico. Como informó la revista Wired, según un estudio de la consultora PwC, más de un tercio de todos los puestos de trabajo en Alemania podrían perderse debido a la automatización para 2030. Otro estudio, esta vez de la Universidad de Oxford, llega a una conclusión similar: para 2030, un buen 47 por ciento de todos los trabajos en los Estados Unidos podrían ser víctimas de la automatización.


Machine learning e inteligencia artificial son la clave

La automatización está impulsada principalmente por desarrollos en el área del aprendizaje automático y la inteligencia artificial. Gracias a la potencia informática, la capacidad de almacenamiento y una cantidad casi infinita de datos de los que pueden aprender las computadoras, el software se vuelve cada vez más inteligente.

AI, machine learning and automation - the future of work

Los asistentes digitales como Siri (Apple), Cortana (Microsoft) y Alexa (Amazon) ya son una parte integral de la vida cotidiana de muchos usuarios. En los próximos diez años, estas soluciones asumirán cada vez más tareas de forma independiente. También se integrarán en soluciones comerciales. Salesforce con Einstein, su nueva solución de inteligencia artificial para empresas, e IBM con Watson ya muestran un enorme potencial.


Internet of Things (IoT)

Con el aprendizaje automático, las empresas están comenzando a convertir la creciente avalancha de datos en un flujo de conocimientos. Porque en nuestro mundo cada vez más interconectado, cada interacción digital contribuye a una avalancha de datos cada vez mayor. Desde el comienzo de la Internet de las cosas (IoT), los automóviles, los refrigeradores, los sensores e incluso los textiles han generado millones y millones de puntos de datos. Gracias a las soluciones inteligentes de analítica empresarial, las empresas ahora pueden utilizar toda esta información en su beneficio. Campañas de marketing a medida, servicio al cliente personalizado y previsiones comerciales fiables.


Realidad virtual y aumentada

Además de la automatización y la inteligencia artificial, la realidad virtual y aumentada se encuentran entre los impulsores tecnológicos más importantes que deberían determinar el futuro del trabajo. Muchos investigadores están convencidos de que esta tecnología ya está en el umbral de la adopción masiva, como lo fue Internet hace 30 años y el teléfono inteligente hace 10 años.

Con sus nuevos productos de realidad virtual HoloLense y Oculus, Microsoft y Facebook respectivamente están tratando de demostrar que la realidad virtual pronto será parte de nuestra vida diaria. Según Mark Zuckerberg, la realidad virtual es un buen candidato para convertirse en la próxima gran plataforma informática. En cinco a diez años, estará listo, dice el fundador de Facebook. Según un estudio reciente de Dell, más de la mitad de los empleados encuestados asumen que las tecnologías de realidad virtual podrían hacer que las reuniones en línea sean más productivas en el futuro. Los millennials tienen una mentalidad particularmente abierta: el 77 por ciento de los empleados nacidos entre 1980 y 1999 están dispuestos a aceptar los nuevos canales de comunicación, según el estudio.

Virtual reality for work and automation - the future of work

El espacio de trabajo digital como entorno de trabajo central

Como resultado, las barreras espaciales y temporales seguirán desapareciendo. Entonces, en lugar de estar en la oficina y cumplir horas, el trabajo se centrará más en tareas y proyectos. Los empleados trabajarán de manera flexible cuando y donde se sientan más productivos. Trabajar de forma remota ya no será una opción para unos pocos trabajadores del conocimiento, sino para toda la fuerza laboral en varias industrias.

En este contexto, el “espacio de trabajo digital” como entorno de trabajo centralizado, conectado y disponible jugará un papel fundamental. Los empleados pueden comunicarse y trabajar en una única plataforma empresarial. Los tiempos de cambiar entre muchos programas para encontrar el documento que se necesita con urgencia serán cosa del pasado.


Conclusión

El futuro del trabajo ya se practica en muchas empresas en la actualidad. Trabajo a distancia, trabajo en equipo productivo y flexibilidad en cuanto a tiempo y ubicación. Esto ha sido una realidad para muchos empleados en todo el mundo. Las tendencias actuales como la automatización, la realidad virtual y aumentada, la Internet de las cosas, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial acelerarán aún más este desarrollo y ayudarán a las empresas y los empleados a ser más flexibles, eficientes y productivos.

Un lugar de trabajo digital central desempeñará un papel fundamental. Todos los procesos y datos comerciales reunidos, independientemente de que los generen humanos o máquinas.